lunes, 9 de julio de 2012

18 para los 18, libro 4 reseña


Título: Aura, El libro salvaje, Ninguna Eternidad como la mía
Autor: Carlos Fuentes, Juan Villoro, Ángeles Mastretta
Precio: $180.00 MXN precio de lista ($160.00 MXN precio Gonvil)
Editorial: FCE
Páginas: 256 


Sinopsis:

En Aura se relata la conjunción de dos tiempos, el pasado y el presente, dentro de una vieja casa ubicada en Donceles 815, en el antiguo centro de la Ciudad de México. En este espacio frío oscuro y salitroso conviven tres presonajes que al final resultan fantasmales: Felipe Montero, joven historiador, Aura (de singular belleza) y su tía Consuelo Llorente, vida de un coronel francés cuyas memorias debe organizar Montero. 

El libro salvaje es un legendario volumen en una amplia y mítica biblioteca, el cual sólo un muchacho de 13 años puede atrapar. Inesperadamente, la vida de Juan da un giro drástico con el divorcio de sus padres, evento que lo enfrentará no sólo a los libros, sino  a sí mismo. 

En Ninguna eternidad como la mía, los dos volcanes del valle de México observan cuidadosamente las pasiones, los amores y demás momentos clave en la formación profesional personal, íntima y personal de una joven y talentosa bailarina entregada a la búsqueda de su propia personalidad. 

Mi Opinión: 

Con el propóstio de fomentar el hábito de lectura entre los lectores jóvenes el FCE, sacó hace ya un tiempo, esta colección de 18 novelas cortas contenidas en 6 libros. Por recomendación de una amiga fui a dar con el libro #6, simplemente porque contenía la novela La Tumba de José Agustín. Habiendo amado esa novela decidí aventurarme a encontrar algo ene l resto de la colección que me atrajera y con este el libro #4 que compré nada más porque me gusta el estilo de Ángeles Mastretta, pero qué tesoro halle con las otras dos novelas. 

Empecemos con Aura de Carlos Fuentes, un relato magnífico que me atrapó por su bien lograda prosa y me retuvo por los ojos verdes de Aura, que debo reconocer me recordaron los propios. Aura esta contada de una forma tan singular e íntima que todo el relato sabe a un romance furtivo, uno breve claro está, pues Aura consta (por lo menos en esta edición) de 50 deliciosas páginas que saben a romance antiguo y a misterio. 

"Al fin podrás ver esos ojos de mar que fluyen, se hacen espuma, vuelven a la calma verde, vuelven a inflamarse como una ola: tú los ves y te repites que no es cierto, que son unos hermosos ojos verdes idénticos a todos los hermosos ojos verdes que has conocido o podrás conocer. Sin embargo no te engañas" 

Después de leer Aura, proseguí con leer Ninguna eternidad como la mía, de Ángeles Mastretta, quien me hechizó en Arráncame la vida cuando yo sólo tenía 15 años.  Con una protagonista de carácter fuerte  y naturaleza luchadora, terminé Ninguna eternidad como la mía en una hora y media, tirada en un camastro en la playa, abrazando el libro con delicadeza una vez que terminé esta novela. Una historia de amor y desamor, cruda y de estilo y sabor mexicano en cada palabra, como esas en que alguna vez aspiro a escribir. Un suspiro, tan pasajero como nuestra existencia en esta vida. 

"Parecen eternos- dijo tras una hora de contemplar los volcanes. 

-Son lo más cercano a la eternidad que conocemos. Ni tus lágrimas van a durar tanto. 
-Ni mis lágrimas- aceptó. Había dejado de llorar hace una hora-. Espero que ningún desamor sea tan largo. Pero mi breve paso por el cielo, ese sí que duró tantísimo. Tengo a estos volcanes de testigos.
 Ninguna eternidad como la mía"

Ahora debo ser honesta, me salté el libro salvaje de Juan Villoro, porque nunca me interesó (el colmo era que era el más largo de todos así que el valor del libro recaía en él), pero estando en la playa y sin mucho que hacer, empecé esta novela, de un chico llamado Juan que como muchos de nosotros descubriría en leer una pasión dormida y destinada para él. Poco a poco me di cuenta que estaba ante un libro especial, todos los personajes bien pudieron ser yo, desde el tío de Juan hasta su interés amoroso Catalina. No quiero revelar demasiado sobre este libro, pues después de leerlo casi creo que contiene una magia especial, como para conmover a los que ya somos lectores expertos, como para despertar en el resto una curiosidad a lo que nos deparan los libros entre sus páginas. 

"La diferencia entre un presumido y un sabio es que el presumido sólo aprecia lo que ya sabe y el sabio busca lo que aún no conoce"



Con esto concluyo mi reseña de este volumen de 18 para los 18, que ha sido un verdadero tesoro de cabo a rabo, por eso le otorgo un
6/5

2 comentarios: